Stop Mare Mortum (Plataforma Aturem el Genocidi al mar Mediterrani) ha hecho público un manifiesto y convoca una concentración hoy mismo para condenar el "genocidio migratorio" en el mar Mediterráneo.

Diversas entidades, entre ellas Justícia i Pau, se han unido para denunciar el decálogo de propuestas de la CE y las tradicionales políticas europeas que no dan una respuesta humanitaria a los miles de muertos en el Mediterráneo ni al trasfondo de las mismas.

 

 

Hoy lunes 27 de abril, varias entidades, sindicatos y partidos políticos bajo el nombre "Stop Madre Mortum. Plataforma aturem el genocidi en el mar Mediterrani", convocan a la ciudadanía a movilizarse ante la sede de la Comisión Europea (C/ Provença con Passeig de Gràcia) de Barcelona a las 19h para denunciar y condenar el "Genocidio Migratorio" que está convirtiendo el mar Mediterráneo en un cementerio.

Stop Mare Mortum ha elaborado un manifiesto de denuncia y pide a todos que su adhesión.

CONVOCATORIA:
Lunes 27 de abril de 2015
19h (atención a la prensa 18:45h)
Ante la Comisión Europea en Barcelona
(C/ Provença con Passeig de Gràcia)
Paremos el genocio. Trae tu vela.


- Manifiesto -

De nuevo somos testigos del drama del Mediterráneo, donde el domingo (19 de abril) pasado perdieron la vida más de 800 personas que huían de conflictos armados y de la propia precariedad de sus países de origen. Es por este motivo que la plataforma de entidades Stop Mare Mortum, denuncia y condena el Genocidio Migratorio que está convirtiendo el mar Mediterráneo en un cementerio. Según estimaciones de la Organización Internacional para las Migraciones, se calcula que durante 2015 pueden llegar a perder la vida intentando llegar a Europa hasta 30.000 personas.

Esta situación dramática contrasta con las políticas migratorias de la Unión Europea, que sigue viendo la inmigración irregular como una vulneración de las fronteras europeas, y no como una crisis humanitaria, poniendo los intereses económicos por delante de la vida y de la dignidad humanas. El hecho de que muchas de las personas que han muerto fueran posibles demandantes de asilo, deja en evidencia la falta de implicación de las instituciones europeas a la hora de aplicar políticas de asilo y refugio con garantías, tal como estipula la Convención de Ginebra de 1951, y de la que todos los Estados miembros son firmantes. Tampoco podemos obviar la complicidad de los estados europeos con aquellos gobiernos de terceros países que por diversos motivos, no dan respuesta a las necesidades de sus ciudadanos. Esta complicidad sólo responde a políticas exteriores basadas en intereses económicos y acuerdos comerciales, que llegan al extremo de destinar una parte importante de los fondos de cooperación europea a la financiación de centros de internamiento y otras medidas represivas a los estados de la orilla sur del Mediterráneo.

Asimismo, el decálogo de propuestas planteadas por la Comisión Europea como solución a la tragedia vivida, sigue sin dar una respuesta humanitaria al sufrimiento de aquellas personas que, por motivos diversos, se ven obligadas a huir de sus países de origen. Al contrario, la solución de la Comisión Europea pasa por reforzar el control de los flujos migratorios, obviando la necesidad de dar una primera respuesta de socorro y salvamento a todas aquellas personas que intentan cruzar el mar Mediterráneo. Declaraciones como la del Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que justifica la falta de una operación de salvamento para evitar un posible efecto llamada, nos demuestran la hipocresía de unas instituciones que han renunciado a su vertiente más humanitaria y de compromiso con los derechos humanos y que prefieren "el efecto muerto" como medida disuasoria.

Por estos motivos, y porque nos oponemos a que se siga legitimando este genocidio migratorio, la Plataforma Stop Madre Mortum exige a la Unión Europea ya los Estados miembros que:

  • Doten de presupuesto y reorienten las funciones de la Agencia Europea de Control de Fronteras (FRONTEX), con el objetivo de que realice tareas de rescate a las víctimas del drama del Mediterráneo. La UE no puede seguir obviando su responsabilidad de salvamento.
  • Destinen más recursos a las políticas de asilo y refugio y se presenten propuestas que den respuesta a las personas que huyen de conflictos armados o son víctimas de persecuciones. Es esencial facilitar vías legales para que las personas demandantes de asilo puedan ejercer su derecho de pedir refugio a los estados europeos, y no se vean obligadas a arriesgar su vida en un camino que, muy probablemente, los llevará a la muerte.
  • Acaben con la hipocresía de las políticas de externalización de fronteras de la UE, que tienen como objetivo trasladar el drama migratorio a terceros países a cambio de acuerdos económicos y comerciales.
  • Cambien las actuales políticas europeas de intervención militar a terceros países por unas políticas de resolución de conflictos basadas en el diálogo entre estados.
  • Garanticen que los fondos de cooperación europeos destinados a terceros países no sean instrumentalizados a favor de los propios gobiernos europeos o de gobernantes sin escrúpulos.

Por el derecho a la vida ya la dignidad humanas, NO MÁS MUERTES el mar Mediterráneo.

Descargar Manifiesto en PDF (en catalán)

Utilitzem cookies, ja sigui pròpies com de tercers, per oferir els nostres serveis i recollir informació estadística. A l'accedir a "justiciaipau.org" estàs acceptant la seva instal·lació i ús. Per a més informació veure Avís legal. Clicar aquí per acceptar Vore política