Un año más, Justícia i Pau ha estado presente en las escuelas catalanas para celebrar la Fiesta Escolar por la No Violencia y la Paz (*DENIP).

Esta Fiesta surgió en 1954, como una idea del profesor y activista Llorenç Vidal, y se celebra el 30 de enero de cada año (fecha del asesinato de Mahatma Gandhi). Pretende ser una herramienta para educar en la paz, la no violencia, la justicia y los derechos humanos en el ámbito escolar. Una parte notable de las escuelas catalanas organizan diferentes actos y dinámicas para celebrar esta Fiesta, y es habitual que participen numerosas entidades sociales y ONG.

.

En ocasión del aniversario que coincide con las muertes de los activistas por la Paz Mohandas Gandhi y Alfons Banda, y como cierre de la celebración del 40 aniversario de Justícia i Pau Girona, la entidad organiza un acto en homenaje a Josep Maria Delàs, pacifista, activista social y antiguo director de Justícia i Pau de Girona, cuyo aniversario de muerte tiene lugar el 13 de febrero.

En un contexto donde las imágenes de ciertas violencias se abren e irrumpen en nuestras vidas desde las pantallas cotidianas y donde los gobiernos llaman a la guerra y a los bombardeos, ¿tiene sentido continuar defendiendo el pacifismo?

Ante las injusticias estructurales, ¿puede ser efectiva la acción no violenta para realizar cambios radicales? Por cierto, ¿la revolución podrá ser pacífica?

Jueves 4 de febrero a las 7 de la tarde en la Casa de Cultura de Girona.

 

 

El pasado día 29 de enero tuvo lugar la cena anual de los amigos de Justícia i Pau, en Esplugues de Llobregat, con la participación de unos 170 socios, colaboradores y amigos de la entidad.

La cena, por tercer año consecutivo, tenía un carácter festivo, dirigido a fortalecer la red de personas que impulsa Justícia i Pau, dar a conocer su tarea y recoger nuevos apoyos económicos y humanos para sus actividades.

También, como en los años anteriores, se quiso reconocer las personas vinculadas a la entidad que han destacado especialmente por su intenso compromiso cívico en la defensa de los derechos humanos o la promoción de la justicia, la paz y la solidaridad en diferentes ámbitos. Este año, las personas reconocidas fueron: Josep Maria Casas (Barcelona), Jesús Castro (Sant Just Desvern), Xavier Manté (Mataró), Felicitas Rojo (Barcelona), Domènec Cucurella (Manresa), Anna Gudiol (Barcelona), Pepa Ballada (Barcelona), Ferran Pont (Terrassa) y, a título póstumo, Teresa Raich (Terrassa). En las ediciones anteriores se reconoció la tarea de Arcadi Oliveres, ex presidente de la entidad (2014), así como a en Jordi Cots, impulsor de la Comisión de derechos de la infancia, y los voluntarios de prisiones de Justicia y Pau (2015).

En una era en la cual la globalización, la interdependencia entre estados en base al comercio y la economía, el fácil acceso a la información y las transacciones al instante hacen que cada vez más acontecimientos que ocurren en otras partes del mundo tengan incidencia tanto directa como indirecta en los estados, empresas e incluso en nuestra vida diaria.

Artículo de opinión de Joan F. López Casasnovas, miembro de Justícia i Pau Menorca

 

Plato o cuenco de poco fondo que se usaba en los sacrificios antiguos, define la RAE “pátera”, palabra esdrújula. Hoy en día los medios de comunicación hablan mucho más de “pateras”, con acento en la penúltima y significado explícito, aunque remotamente emparentado con el plato de las libaciones. “Patera”, ‘embarcación pequeña, de fondo plano, sin quilla’. La RAE añade en una segunda acepción ‘usada para el transporte de inmigrantes ilegales’. Dejemos de lado, quizá por políticamente incorrecto, el adjetivo ‘ilegal’ aplicado a algunos desesperados que se arriesgan a saltar de una orilla a otra del Mediterráneo.

Subcategorías

Utilitzem cookies, ja sigui pròpies com de tercers, per oferir els nostres serveis i recollir informació estadística. A l'accedir a "justiciaipau.org" estàs acceptant la seva instal·lació i ús. Per a més informació veure Avís legal. Clicar aquí per acceptar Vore política